Inicio -> ¿Quienes somos? -> Historia

 

   2005

Se crea la Comisión Asesora Presidencial denominada Agencia Chilena para la Inocuidad Alimentaria, dependiente del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, su misión será revisar la institucionalidad que controla, inspecciona y fiscaliza los alimentos en Chile y propondrá una Política Nacional de Inocuidad de los Alimentos.

Forman parte de la comisión (también denominado como “Consejo de ACHIPIA”) los siguientes miembros:

  • Subsecretario de Agricultura*
  • Subsecretario de Salud Pública
  • Subsecretario de Economía
  • Subsecretario de Pesca
  • Director de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales
  • Representante del Ministerio Secretaría General de la Presidencia

* Preside el Consejo desde el año 2011

 

    2009

Es anunciada la Política Nacional de Inocuidad de los Alimentos. A La Agencia se le encarga su implementación en el sistema de control de los alimentos. La Política se construye teniendo en consideración los principales logros y déficits del Sistema Nacional de Inocuidad de los Alimentos. La Comisión designa un Secretario Ejecutivo y dispone recursos para que un equipo de trabajo lleve adelante la implementación de la política.

    2011

la Comisión Asesora Presidencial pasa a depender administrativamente del Ministerio de Agricultura y en específico de la Subsecretaria de Agricultura. Se agrega el concepto de “calidad alimentaria” ampliando las perspectivas de acción en el análisis al sistema de control de alimentos que realiza la Comisión Asesora.

  2014

La Comisión Asesora Presidencial da continuidad a los instrumentos para el análisis de riesgos (SILA, RIAL, etc.)  e implementa y desarrolla el proceso de análisis de riesgos (PAR) que aglutina  dichos instrumentos.

    2018

De acuerdo al Programa de Gobierno del Presidente Piñera, durante el Período se formalizará la acción de la Agencia, a partir de los resultados y el trabajo desarrollado durante su tiempo de funcionamiento como Comisión Asesora. El cual concluye en la necesidad de mantener un organismo coordinador que permita insertar un enfoque preventivo en materia de inocuidad y calidad alimentaria.


Language »