Niños que visitaron la Feria Gastronómica Ñam disfrutaron con La Gran Carrera de la Inocuidad y la extraña caja de Karen de ACHIPIA

26 marzo 2018.-En la sección Ñamcito, en medio de esculturas, fuentes de agua y la vista de la ciudad que deja el Cerro Santa Lucía de Santiago, niños y niñas pudieron jugar, aprender y disfrutar con La Gran Carrera de la Inocuidad y la extraña caja de Karen.

 

Foto1

Natalia Martínez, profesional de ACHIPIA, juega con los niños La Gran Carrera de la Inocuidad.

 

Foto3

Víctor Rivera, profesional de ACHIPIA, interroga a uno de los niños sobre alimentación saludable en la Gran Carrera de la Inocuidad.

 

“¿El limón cuece los alimentos?” “No sé”, dijo Diego, uno de los niños que participó en La Gran Carrera de la Inocuidad, un ludo gigante donde los niños tienen que avanzar sobre un tablero, donde deben sortear preguntas y desafíos vinculados a alimentación saludable, inocuidad y actividad física.

“El limón no cuece los alimentos porque éste no es capaz de eliminar ciertas bacterias o virus que se encuentran en ellos y que podrían provocar enfermedades.”, le respondió a Diego uno de los monitores de ACHIPIA. El niño lo miró con sorpresa y cabizbajo se resignó a dejar de avanzar un espacio en el tablero. “No se me va a olvidar más”, contestó el pequeño, mientras observó como sus compañeros de juego hacían rodar el dado gigante por el suelo.

Foto2

Karen Baracatt enseña el lavado de manos a niños de la Teletón.

Foto6

Karen le muestra su extraña caja a uno de los participantes de un curso de cocina en Ñamcito.

Al lado de las clases de cocina de Ñamcito, el espacio para niños del Festival Gastronómico Ñam, se encontraba Karen Baracatt, profesional de ACHIPIA, con su extraña caja que con una luz ultravioleta revelaba la suciedad en las manos de los niños. Después de ver las bacterias, los pequeños cocineros lavaron sus manos entusiasmados, apoyados por Karen, para dejarlas impecables al inicio y al final de las clases de cocina.

Festival Gastronómico

El Festival Latinoamericano de Cocina Ñam de Santiago se realizó entre el 22 y 25 de marzo en el cerro Santa Lucía, en el casco histórico de la capital.

Este año el festival, que se considera una fiesta de la gastronomía, de la alimentación, de los pequeños productores y de los pescadores de Chile, cumplió 8 años y tuvo como lema “Somos lo que comemos”

 El ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien participó en la ceremonia de inauguración del Ñam, explicó que en el festival se muestra “lo más típico de nuestro país que es el producto, el fruto de la agricultura familiar campesina, que se transforma en gastronomía”.

Los productos “llegan a una capital como es la de nuestro país, donde hay tanta gente que no conoce nuestras raíces, nuestra cultura, y a través de la gastronomía nos conectamos con lo más profundo que tiene este país, que es la tierra y el mundo campesino”, agregó el ministro.

El festival Ñam se distribuye entre las explanadas, los miradores y los caminos del cerro Santa Lucía, uno de los puntos de encuentro más importantes de Santiago y donde se comenzó a construir la capital de la nación.

Entre los puestos gastronómicos destacaron las zonas con productos del mar, carne asada y variedades de pan, entre otros.

También se realizó en el Cerro Santa Lucía “Ñam innova”, una iniciativa que buscó generar  propuestas de protección y promoción de las riquezas comestibles chilenas, con  asambleas para dialogar sobre las bases éticas y políticas gastronómicas, exposiciones sobre iniciativas alimentarias e invitados relacionados con proyectos sociales que tienen que ver con la gastronomía.

Language »